logo

El Colegio Reynosa es una Institución Franciscana que se distingue por brindar una sólida formación; ésta comprende tanto el aspecto científico como el aspecto espiritual de nuestros educandos.

Principios y fines educativos

image

Por educación entendemos un proceso permanente de formación integral sobre las bases de una antropología cristiana que conduzca al encuentro con Jesucristo: camino, verdad y vida (cfr. Jn. 14, 6; Aparecida, 336); dignidad que eleva y ennoblece a la persona humana con deberes y derechos para la construcción de una sociedad más justa, fraterna, y solidaria, desde la perspectiva del Evangelio, utilizando metodologías integradoras de enseñanza-aprendizaje, donde los participantes del proceso mantienen un rol activo, comprometido, creativo y reflexivo. Con base en esto, sostenemos los siguientes principios:
1. Educamos desde la pedagogía de Jesús.- Se basa en el amor misericordioso que atiende a toda persona en su entorno y realidad concreta a través de ejemplos, parábolas, metáforas y el testimonio personal para hacer accesible el conocimiento en orden a su fin trascendente (cfr. CC1984, 103; CC 2008, 103).
Cristo enseñaba con su ejemplo y doctrina.
(cfr. Mt 28, 18-20; 1C, 41).
IDEARIO DE LA PASTORAL EDUCATIVA HFIC 10
2. Respetamos la dignidad de la persona.- Porque somos creados a imagen y semejanza de Dios, atendemos a todos en igualdad de condiciones, sin distinción alguna, con paciencia, dulzura, amabilidad, sencillez y cercanía (cfr. CC1963, 178; CC1970, 121).
Háganse obedecer más por el amor que por la fuerza
(cfr. CC1923, 307).
3. Atendemos desde la individualidad y diversidad.- Aseguramos el aprendizaje de todos los estudiantes, adaptando medios y procesos pedagógicos más adecuados a las condiciones, lugares y tiempos de cada uno (cfr. GE, 1; ECUTM, 24; CC1923, 306).
Tengan suma paciencia con los estudiantes, no vayan adelante
sin haberse antes asegurado que todos hayan entendido
(cfr. CC1923, 306).
4. Integramos fe, cultura y vida.- Armonizamos creativa e inteligentemente el Evangelio con las distintas disciplinas académicas y la realidad social, para que los estudiantes asuman su compromiso con visión cristiana (cfr. EC, 37 y 38; DREEC, 51; HDC, 414, f;).
El saber considerado en la perspectiva de la fe,
llega a ser sabiduría y visión de vida
(cfr. ECUTM, 14).
5. Hacemos amable la piedad.- Procuramos formar en el corazón de los alumnos el Evangelio, haciéndoles agradable y creativa la oración y la vida de piedad, para llevarlos al encuentro con Dios vivo y a un fuerte compromiso con los demás (cfr. CC1923, 315; CC1940, 189; CC1963, 186).
Comunicar el Evangelio con sagaz prudencia.
(HDC, 414, f).
6. Educamos con vocación.- Vivimos con generosidad y entrega la vocación educadora como un verdadero ministerio apostólico, y a ejemplo de María, damos gracias a Dios por la oportunidad de servirle en este campo y proclamar su Reino (cfr. CC1984, 96; CC2008, 104).
María anima, guía y protege nuestra misión educativa
(cfr. CC2008, 95).
7. Educamos con el ejemplo.- Estamos convencidos de que el testimonio de vida es la más eficaz y congruente forma de educar, por eso, procedemos de tal forma que los alumnos ven practicar las virtudes y obras de misericordia en el ser y quehacer de la vida escolar (cfr. CC1963, 176; CC2008, 98).
Educar más que con palabras, con obras y con verdad.
(cfr.1R, 41).
IDEARIO DE LA PASTORAL EDUCATIVA HFIC 11
8. Somos una fraternidad educativa.- Integramos la comunidad educativa, en un clima de fraternidad, alegría, respeto, amor y fe, para establecer auténticas relaciones humanas y participación activa en el proceso educativo (cfr.PCME, 45; EEGG, 98; MU, 190).
Nunca dejen solos a los alumnos
(cfr. CC1923, 310).
9. Amamos y respetamos la naturaleza.- Procuramos crear en los centros educativos, una cultura ecológica mediante la ciencia, el arte, la ética y la tecnología, que favorezca el amor, respeto, cuidado y conservación de la naturaleza, reconociéndola como obra de Dios y casa del ser humano (cfr. Gn 2, 1ss; Sal 8; EEGG 98).
Loado seas mi Señor, con todas tus creaturas
(Cánt 3).
10. Educamos para la familia y la sociedad.- Formamos a nuestros educandos para que sean excelentes ciudadanos y forjadores de familias cristianas, a este fin debemos dedicar todas nuestras energías (cfr. BSDHPS, p.140).
La familia es fuente de los valores humanos y la primera escuela de fe
(cfr. DA 302).

Por ello, sus objetivos son:

Objetivo General

Constituir una comunidad educativa en la que, teniendo como principal motivación el mensaje y vida de nuestro Señor Jesucristo, los padres de familia, directivos, profesores y personal auxiliar, trabajen unidos por la formación integral de cada alumno para hacer de ellos portadores del Evangelio y sean así, miembros constructivos de una sociedad más humana, justa y solidaria.

Objetivos especificos

  • Promover un trato amable y de calidad entre los miembros que integran las diferentes secciones del plantel, a fin de formar una fraternidad que viva y proyecte los valores evangélicos
  • Enriquecer la enseñanza que se brinda, con la Espiritualidad Franciscana y de nuestros Fundadores
  • Propiciar en los miembros de la comunidad educativa, una toma de conciencia sobre la importancia y trascendencia de su función en el proceso formativo de los alumnos
  • Brindar oportunidades de actualización constante a docentes, directivos, personal administrativo y auxiliar a fin de elevar la calidad de su desempeño profesional y su compromiso cristiano
  • Ofrecer a los padres de familia un apoyo profesional, humano y cristiano que les permita orientar sus esfuerzos en la educación de sus hijos
  • Realizar actividades con metas a corto plazo, de acuerdo con las necesidades de la población flotante de esta ciudad, que promuevan una experiencia de fe que pueda traducirse en obras concretas

Misión

Ofrecer a la comunidad educativa una formación de calidad en las dimensiones espiritual, humana y académica, inspirada en los valores evangélicos, marianos y franciscanos, que le lleve a la realización de su vocación, comprometiéndose a “Reparar la viña del Señor”, siendo miembros constructivos de una sociedad más justa en armonía con su entorno.

Visión

Ser una comunidad educativa en la que todos sus agentes, promuevan con calidad y excelencia el desarrollo integral de cada alumno en un ambiente de fraternidad, respeto y confianza a fin de que asuman su compromiso en la construcción de una sociedad más humana, justa y solidaria.

Valores

  • 1. MISERICORDIA: Es una manifestación del amor evangélico y la disposición ante las necesidades del que sufre, se manifiesta en amabilidad, escucha, generosidad, solidaridad, comprensión, perdón y reconciliación (cfr. Mt 5, 1-12; 25, 31-46).
    “Felices los compasivos porque obtendrán misericordia” (Mt 5,7).

  • 2. LIBERTAD: Capacidad de tomar decisiones, fundada en la verdad, que iluminada por la fe, conduce al rechazo del pecado y a la apertura a la gracia, acogiendo plenamente las inspiraciones del Espíritu Santo (cfr. Jn 8, 31-36; Rm 6, 18-23). “La verdad os hará libres” (Jn 8,32).
  • 3. ORACIÓN: Encuentro del hombre con Dios en el que dialoga con Él, participa de sus dones y recibe la gracia para traducir en actos concretos de fe, esperanza y amor los acontecimientos cotidianos de la vida (cfr. RTOR 5; 2R V, 1 - 2). “Pon tu pensamiento y cuidado en el Señor y Él te asistirá” (San Francisco).
  • 4. PUREZA: Virtud que consiste en amar a Dios con alma y corazón limpio, y evitar en cuanto sea posible los pecados que cometemos. Se manifiesta en la transparencia nítida y plena de la huella de Dios en nosotros, reflejo de su belleza (cfr. Mt 5,8; CIC 2517-2519; 1R XXII, 26; Adm 16, 2; PNPF II, 4). “Alma limpia, corazón puro y cuerpo casto” (Oración a San José).
  • 5. FRATERNIDAD: Experiencia cercana, cordial, cariñosa, delicada y alegre de unidad con el hermano, que se fundamenta en el amor a Cristo, por lo que nos reconocemos y sentimos hermanos e hijos de un mismo Padre, dispuestos a realizar fielmente la voluntad de Dios como misión común (cfr. CC 1984,16; CC 2008, 77).
    “Que todos sean uno como Tú Padre en Mí y Yo en ti” (Jn 17,21).

  • 6. MINORIDAD: A ejemplo de Jesús, que siendo rico se hizo pobre, para que fuéramos colmados de la riqueza de Dios, Francisco nos invita a vivir en actitud de servicio y desprendimiento a fin de compartir con los demás los dones que de Dios hemos recibido (cfr. 1R, 8 y 9). IDEARIO DE LA PASTORAL EDUCATIVA HFIC 8 “Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón” (Mt 11,29).
  • 7. ARMONÍA CON LA NATURALEZA: Compromiso de promover el cuidado y defensa de la vida y la naturaleza, al estilo de San Francisco, amándola, respetándola y reconociendo, que toda la creación es obra de Dios y casa del ser humano (cfr. Sal 8; CIC, 337-344, Cánt). “Loado seas mi Señor por todas tus creaturas” (Cánt 3).
  • 8. PAZ: Como fruto del Espíritu Santo, consiste en establecer relaciones armónicas con Dios, las personas y los demás seres de manera respetuosa. Es vivir interiormente en una actitud cristiana para asimilar los dones de Dios y entregarnos a trabajar por el bien y la prosperidad de los demás, al modo de San Francisco quien fue un hombre e instrumento de paz (cfr. Lc 10, 5; CIC, 2304, 2305;2R,3-13). “El Señor te de la paz” (Núm 6, 26; San Francisco).